Wednesday, January 10, 2007

Lo que me importa

Seré el único español que celebra el ocho de enero y la vuelta al (no)trabajo, y probablemente soy de los pocos españoles que se interesa por los problemas reales del país. El gobierno y la oposición están más dedicados a rozar el delirio dialéctico en su "lucha" contra el terrorismo, a pescar votos, al "y tú más y yo menos que tú y tú antes que yo", a las memorias históricas, a los nacionalismos atávicos, etc. etc.

Seré de los pocos que está acojonado porque nunca había visto un invierno así. Porque nunca había visto un pirineo tan falto de nieve. Porque sabe que, no habiendo deshielo, tampoco habrá agua este verano. Porque vamos a tener restricciones en zonas de la península donde hasta ahora parecía impensable.

Y probablemente soy el único que se ha leído el informe hecho público por la Unión Europea hoy (no en los periódicos españoles, que están demasiado ocupados intentando avergiguar qué piensa el Gobierno de que le hayan engañado y cómo va a salir - electoralmente- de ésta) en el que describe en detalle las calamitosas consecuencias que para el área mediterránea va a tener el cambio climático. Y, sobre todo, para la industria turística. Que ya va a sufrir pérdidas este mismo verano, puesto que va a hacer demasiado calor para irse a España, y el verano va a ser muy agradable en países como Inglaterra o Alemania.

Y de la naturaleza, y de la agricultura, ya ni hablamos.

¿Le preocupará a un gobierno de izquierdas el desastre económico y la pérdida de empleo consecuente que está teniendo lugar ahora mismo en el pirineo por la falta de nieve? ¿le preocupa el previsible colapso del turismo de playa en los próximos años? ¿el terrible golpe que para la economía española va a suponer, ya este mismo verano? ¿el desarrollo turístico imparable de Croacia, Rumanía, Bulgaria... donde no habrá los cuarenta grados de España ni la falta de agua? ¿le preocupa la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo y de las inversiones gigantescas realizadas en la costa española?

¿le preocupa cómo vamos a pasar este verano? ¿nos podremos duchar... podremos trabajar en esas temperaturas, caerá la productividad, habrá empresas que abandonen España?

Pues no.

Eso sólo preocupa en el resto de Europa.

Aquí están mirando cómo salvan su culo electoral después de haber sido engañados por una cuadrilla de facinerosos, y la oposición .....

Monday, January 08, 2007

Home, sweet home

Debo de ser el único español que se alegra de que todo esto haya acabado y de volver a su, en mi caso, no-trabajo.

Desde el veintitrés del pasado, he dormido cuatro noches en mi cama. He conducido más de dos mil kilómetros, la mayoría en viajes cortos. No me ha tocado la lotería. He comido demasiado casi todos los días. No he leído nada, no he escrito casi nada. En vez de uvas comí gajos de mandarina, porque a mi madre se le había olvidado comprar uva. He estado de compras innumerables veces, la última ayer, de rebajas, me pasé una hora y tres cuartos en una cola para pagar.

Como todos los años, me he repetido mil veces que éstas serán mis últimas “navidades”. Que este año compraré los regalos en agosto. Que no volveré a comprar lotería. Que me largaré al Caribe, como hace mi hermano, y volveré el día de Reyes. Que jamás volveré a comprar algo en rebajas, y todavía más, ¡que jamás volveré a pisar unos grandes almacenes en mi vida!

Pero bien, he sobrevivido, un año más.

Y aquí estoy, en mi mesa, frente a mi ordenador … y todo un día para no trabajar por delante!

¡Viva el ocho de enero!

Tuesday, January 02, 2007

Personas

Haciendo una excepción a mi sana costumbre de no leer la mierda que se publica en los periódicos españoles, ni de darles de comer, el último día del pasado año compré la prensa. Tenía ganas de leer los comentarios y valoraciones después del atentado de la T-4.

Me encontré lo que me esperaba.

Todos, sin excepción, antepusieron los titulares sobre el fin/la suspensión de la llamada "tregua" sobre la desaparición y probable muerte de dos personas. ¿Cabe mayor inmoralidad?

¿Tanto hubiera costado un titular del tipo "E.T.A. asesina a dos personas y con ello reanuda su actividad terrorista"?

No hay de qué extrañarse. Esta relegación de los principios más básicos de la ética humana y de las escalas más elementales de valores comenzó el día en que el gobierno anunció las llamadas "conversaciones" con E.T.A. y se pasó por el forro a mil muertos y a toda la historia de E.T.A.. Y las víctimas pasaron a ser obstáculos para "la paz", y los asesinos pasaron a ser interlocutures, y el cumplimiento de la ley pasó a llamarse "proceso ", y la democracia algo que se iba a ventilar en una "mesa de partidos", y parecía que todos le debíamos la vida a E.T.A. porque había dejado de matarnos, gracias al imbécil de zp que se había echado en sus brazos … El día en el que cualquier consideración ética y moral pasó a un segundo plano porque unos políticos pretendían colgarse la medalla de "haber acabado con E.T.A.", y otros la medalla de habérselo impedido, y otros pasar a la historia como héroes en vez de como asesinos. Pero la historia siempre vuelve, y los muertos mal enterrados siempre se levantan de sus tumbas. Hay dos desaparecidos, probablemente muertos. Y la prensa se empeña en destacar que el politiqueo de los sinvergüenzas que nos gobiernan se merece mayores titulares que la muerte de dos personas. Y yo me pregunto cómo se ha podido caer tan bajo.

Mención aparte merece el hecho de que los desaparecidos son invariablemente definidos como "ciudadanos ecuatorianos". Si hubieran sido ciudadanos españoles, no se hubiera titulado "dos ciudadanos españoles desaparecidos", sino "dos personas desaparecidas". No, para los periódicos españoles los ecuatorianos raramente entran en la categoría de las "personas", ni los rumanos, ni los marroquíes … Me pregunto si los desaparecidos hubieran sido la Pantoja y sus palmeros qué se hubiera titulado…

No voy a terminar este "post" con ninguna conclusión. Es todo tan obvio, tan asqueante, que no merece la pena que escriba ni una palabra más.