Tuesday, September 19, 2006

Revisión (II)

Revisión (II)

Ahora es el turno de las lecciones que sí me han aprovechado:

“La familia es lo primero”. De mi padre. Es la segunda lección más importante de mi vida.

“Hay que dormir la siesta”. De mi tía. Qué bendición. Qué mejor consejo de puede dar en la vida. Los días que no puedo dormir la siesta tienen la tarde perdida. Qué tardes gloriosas ésas en las que las mañanas parece que sucedieron ayer …

“Ande o no ande, coche grande”. De mi padre. El “milquinientos” y el “citroën cx” dejaron su huella. Un coche grande compensa muchos complejos de tamaño. De verdad.

“Al que madruga, Dios le ayuda”. También de mi padre. Amén.

“El saber no ocupa lugar”. Adivinad de quién. La incluyo en esta lista con reservas. Ciertamente, si hubiera estudiado menos, si hubiera aprendido menos, me hubiera ido mejor en todos los aspectos de mi vida, incluso en el profesional. Y hubiera sido más feliz. Pero el caso es que sigo estudiando, y sigo aprendiendo. Será por vicio. Y también así soy feliz ...

“O jodemos todos, o la puta al río”. Principo básico del derecho aragonés que regía todas las actividades grupales de mi infancia rural. Marx se pasó media vida en la British Library para llegar a la misma conclusión. Gilipollas (o, como hubiera dicho en el pueblo, “¡flor de ababol!”). Tanto estudio para tan poco. Más le hubiera valido tomarse una pinta con los currantes ingleses en cualquier taberna …

“Que sea para reírnos”. De un amigo del instituto que siempre estaba inspirado. Éste sí es uno de los principios fundamentales de mi vida. Cuántas veces lo pienso y lo pongo en práctica. Con lo amarga que puede ser la vida ella solita, ¿por qué amargársela más? Hagamos lo que hagamos, digamos lo que digamos… que sea para reírnos.

“Todos los políticos son unos hijosdeputa”. De nuevo del pater familias. Ojalá la hubiera recordado más a menudo. La política es como la prostitución, es una actividad que quizás cumple una función social, pero que es siempre moralmente reprobable, porque es un atentado contra la dignidad de quien la ejerce, aunque lo haga voluntariamente. Y una persona que ejerce la política como profesión es, de la cabeza a los pies, un completo hijodeputa.

“Lo que no puedas hacer tú mismo …” Sí, me cuesta delegar. Y también me cuesta no encargarme y sentirme responsable de arreglar el mundo a mi alrededor. Y siempre quiero solucionarme yo solo los problemas, sin pedir ayuda. Por eso, entre otras razones, no tengo ningún problema en masturbarme. Sí me costaría más echar un polvo cinegético, o de conveniencia. Sería incapaz de levantarme de la cama y de largarme.

“No te fíes nunca de un hombre que no fume, no beba, no se cague en Dios y no le pierdan las mujeres”. De un abuelete del pueblo. Me lo tomo en el sentido figurado. Creo que los vicios son necesarios y las personas que los lucen con orgullo, admirables y de toda confianza. Y aquellos que parece que no tienen vicios me parecen sospechosos de lo peor. Recordemos el evangelio, las bodas de Canaan, se quedaron sin vino y ¿qué hizo Jesús? ¿les llamó borrachos? No. Les llenó de vino. Y menos mal que entonces no se fumaba, que si no…

“Octubre es el mes de la revolución en el Corte Inglés” De un compañero de la universidad, que era pobre y no podía vestirse de “progre”. Aplicable no sólo a la ropa “progre”, sino a todo su estilo de vida. Y a buena parte de la sociedad. Cualquier valor, no sólo los de la izquierda, está en venta y se puede comprar y exhibir. Qué democrático, cualquiera puede ser progre, intelectual y hasta solidario, basta con hacer una donación o con comprarse unas gafas rectangulares de pasta. Guay.


Y, como en el “post” anterior, podría seguir pero, para no alargar esto demasiado, termino con la mejor lección que me han dado en la vida, la más importante, la que no admite comentarios ni matices y la única que, de renunciar o dudar de ella, haría que mi vida se volviera un caos:

“Haz bien y no mires a quién”

6 Comments:

Blogger Viuda de Tantamount said...

Detrás....tu padre y el mio, estan en la misma linea....A mi infancia tambien pertenecen frases como la de madrugar y ayudar, el saber y el lugar...Supongo que es común a una generación dónde la laboriosidad era un valor en alza.


La de la puta al rio...a mi, me instruyó una amiga. Suelo pensarla más que decirla....

Y hace unos dias, me dieron la clave para otro de los grandes misterios de la vida, el de la regota masculina.
Titulada, La Ley del Grillo, sostiene que sacudas como sacudas, la ultima gota queda en el calzoncillo.

Sé que no deseas enmiendas a tu última frase...pero....conozco la versión larga...
haz bien y no mires a quien y te joderan a base de bien....

Un beso, Hilda.

11:01 AM  
Blogger Roma said...

Hilda me ha dado la idea, lo digo por lo de darte la versión larga de otra de las lecciones que nos enseñaron (a mí también, y de esta en especial se encargó mi abuela)en la infancia: a quien madruga Dios le ayuda... pero no por mucho madrugar amanece más temprano. Seguro que ya lo sabías!

12:07 PM  
Blogger ana said...

Pues se parecen a las mías muchísimo, así que no redundaré.
Permíteme que le recuerde a la Viuda de Tantamount la Ley del Grillo, por si algún día tiene que hacer uso (ahora que también es Paco, quién sabe...)

POR MUCHO QUE LA SACUDAS
Y TE MENEES EL PELLEJILLO
LA ÚLTIMA GOTA SIEMPRE
CAE EN EL CALZONCILLO.

Estaba escrito con spray en las paredes del Metro de Lago, en Madrid, hace demasiado tiempo ya.
Un beso, y sigamos aprendiendo, lo que quita por un lado, nos lo da por otro.

1:18 PM  
Blogger churra said...

Suscribo todos
Encantadisima.

(parece que a todos nos enseñaron lo mismo, pero tu lo has escrito muy bien )

2:31 PM  
Anonymous Anonymous said...

Veo que tienes buenos maestros en tus lecciones. No los pierdas: Uno de ellos es el mismísimo Jiménez Losantos, quien acusa al Dalai Lama (hombre sin vicios aparentemente) de ser un hombre sospechoso y de poco fiar (exactamente emplea esas misma palabras, como tú).

4:17 AM  
Blogger Detrásdelreflejo said...

Jajaja
Lector anónimo: Jiménez Losantos no está en mi horizonte intelectual, así que coincidir con él o discrepar con él me da igual. Si te diré que una vez, hace años, fue un reputado intelectual, por aquí tengo yo una introducción suya a la edición española de "Discurso, Figura" de Lyotard... cómo de aquello ha podido convertirse en lo que es hoy, es un gran misterio.

En cuanto a lo del Dalai Lama, ahí sí que discrepo. Es una persona con vicios. Y lo que hace con sus vicios es aceptarlos. Aunque sus vicios no son los que yo he descrito (ya he dicho que no me tomaba el consejo literalmente). Lee sus libros y su pensamiento sobre la aceptación de los propios vicios y defectos... tan alejada su actitud del concepto de "pecado" y su correspondiente castigo que impera en el judeo-cristianismo...

8:06 AM  

Post a Comment

<< Home