Sunday, July 16, 2006

Generosidad y libertad

“Así, yo creo que la verdadera generosidad, que hace que un hombre se estime en el más alto grado que se pueda legítimamente estimar, sólo consiste, en parte, en que él mismo sabe que no hay nada que verdaderamente le pertenezca excepto la libre disposición de sus voluntades, y no porque deba ser alabado o criticado, sino porque las use bien o mal; y en parte, en que siente dentro de sí mismo una firme y constante resolución de utilizarlas bien, es decir, de tener siempre la voluntad de acometer y ejecutar todas las cosas que él piense que son las mejores. En esto consiste observar perfectamente la virtud.”

(Descartes, Tratado de las Pasiones. En “Pasiones del Alma”, III, art. 153)

P.D.: 1. No hay verdadera libertad si no se es consciente de que nada le pertenece a uno excepto su voluntad. 2. La generosidad auténtica es libre de cualquier condicionamiento moral, religioso o social (vanidad, fama, etc.). 3. Sólo desde la libertad se puede ser generoso: quien demuestra generosidad demuestra, además, que es una persona auténticamente libre.

PD.(2): la libertad y la generosidad, no sólo material, sino también afectiva, intelectual, espiritual, etc. … son la misma cosa. Una es consecuencia de la otra, y viceversa.

2 Comments:

Blogger Viuda de Tantamount said...

Son dos valores que me encantan...tampoco los puedo imaginar por separado....
Otro que me gusta,es ser consecuente....y tb lo asocio a libertad.

4:08 AM  
Blogger manolotel said...

Entré aquí por curiosidad y me reconocí "en parte" en algunos de tus posteos (o como se llamen)anteriores. Me refiero a la línea argumental de pensamiento, en tiempo y forma. Luego, lo que va quedando son referencias a la libertad más o menos somatizada y reconvertida de aquella otra utópica y moral. Suficiente por lo menos para indignarte con la hipocresía de la vida y sentirte coherente con la hora de tus sueños. No está mal.

4:45 PM  

Post a Comment

<< Home